ERP y CRM: Todas las diferencias

En qué se diferencia el software CRM y ERP
22 diciembre, 2019 por
ERP y CRM: Todas las diferencias
Juan Albarracin
ERP y CRM: Todas las diferencias

La diferencia entre un software CRM y ERP es que un programa CRM está especializado en gestionar sólo el proceso de venta a clientes en tu empresa, y el ERP es un software global capaz de organizar más procesos como fabricación, compras, contabilidad o logística.

  • Alcance: Un ERP abarca todos los procesos empresariales en la misma aplicación.

  • Precio: El precio del ERP es mayor que el de un CRM.

  • Tiempo: El tiempo que lleva la implantación de un ERP en una empresa suele ser entre 2 y 4 veces mayor que el CRM.

  • Funcionalidad de serie: Los programas ERP suelen tener menos funciones de serie relacionadas con las ventas.

  • Integración de datos: Al cubrir todas las operaciones, contar con un ERP evita el problema de mantener datos duplicados a través de distintas aplicaciones: introducción manual, errores humanos, copias incompletas y datos desactualizados.

Cuándo conviene más un CRM sobre un ERP?

Si te ves obligado a decidirte entre implantar un CRM o un ERP, en general recomendamos elegir CRM cuando tienes un presupuesto ajustado y es más importante resolver tus problemas de venta, que los problemas de organización, gastos o expansión de tu empresa.

  • Cuando tienes una empresa pequeña, es mejor priorizar tu inversión en crecer consiguiendo tus primeros clientes, mientras puedas gestionar el resto de procesos manualmente sin caer en la desorganización.

  • Tienes riesgo de entrar en bancarrota por falta de ventas. En estos casos es la mejor opción para descubrir los motivos y dar un fuerte impulso a la experiencia de compra de tus clientes.

  • Cuando tu proceso de venta es muy complejo o largo, es recomendable enfocarse en simplificar y automatizar este proceso antes que los demás.

  • Cuando tu producto o servicio es muy caro, es muy importante ser capaz de ofrecer una experiencia personalizada y no perder ninguna oportunidad de venta.

Cuándo conviene más un ERP

Un ERP resuelve los problemas que surgen cuando tu empresa empieza a tomar tracción y crecer: los costes, la desorganización, el descontrol se multiplican y chocas contra un techo que acaba haciendo rebotar tu crecimiento hacia abajo.

  • Tienes muchas ventas, el ERP te permite crear un modelo de venta con reglas y validaciones que mantiene el control y sistematiza las tareas para ser muy rápido desde la toma de contacto con el cliente hasta la facturación.

  • Si tienes más de 15 empleados o estás en más de 2 lugares, el ERP te ayuda a controlar el trabajo y saber dónde faltan y sobran recursos para reestructurarlos.

  • Estas en proceso de expansión, el ERP sirve para sistematizar tu modelo de negocio y trasladarlo a nuevos mercados y localizaciones con facilidad.

  • Fabricas productos, un ERP se vuelve indispensable para orquestar con facilidad la relación entre las tareas de producción, previsión de stock, ventas, previsión de materiales, compras, control de calidad, empaquetado...

  • Si tienes problemas de comunicación entre departamentos, el carácter global de esta herramienta hace más fluida la conexión entre los empleados al hacerlo desde un contexto común. Por ejemplo, un comercial puede notificar a un responsable de compras sobre un problema en una reclamación, en el que ambos ven todos los datos relacionados y es más fácil y rápido llegar a una solución.